EL GOBIERNO DE AMAYA ESTÁ ACTUANDO COMO ALUMNO AVENTAJADO DE MONTORO

El partido verde defiende que hay que buscar un equilibrio entre rigor presupuestario y dar buenos servicios, y atender a la ciudadanía en estos tiempos difíciles.

La concejala de EQUO VERDES Puerto Real, Vanessa Huerta, votó en la mañana del martes en contra de la amortización de 2,6 millones de deuda, a cargo del remanente positivo del Ayuntamiento del ejercicio 2019. Dicho de otra forma, como hay dinero en la caja del Ayuntamiento, adelantamos el pago de esta “pequeña” parte de la enorme deuda pendiente que existe.

Huerta defiende que “el gobierno municipal debería haber optado por intentar una negociación con el Ministerio para conseguir que el remanente de tesorería o al menos una parte de él se hubiera podido usar para algunas de las muchas necesidades que tiene nuestra ciudad. Es como la persona que está pagando una hipoteca y prefiere adelantar algunas cuotas antes de hacer frente a los gastos de la casa como arreglar una lavadora”

Por otra parte, continúa la concejala verde, “en la pasada legislatura se dio esta situación y el gobierno municipal de entonces optó por no amortizar más deuda. Una de las razones por la cual el actual gobierno no ha tenido ningún problema de liquidez a corto plazo desde su llegada, lo que ha permitido, por ejemplo, pagar las nóminas con tranquilidad. Algo que no ocurrió con gobiernos anteriores, en los que los concejales de Hacienda en 2011 y 2015 tuvieron que dar volteretas para conseguir pagar las nóminas a su llegada al gobierno”.

“La coyuntura política actual nos permite pensar que en el próximo ejercicio sea posible que los ayuntamientos podamos usar con total seguridad legal los remanentes de tesorería. Si se hubieran dejado guardados estos 2,6 millones en lugar de pagar deuda quizás el próximo año se podría haber dado mejor destino a estos fondos”. 
 
Huerta desgrana los números para explicar el posicionamiento de su partido:  “la deuda total del Ayuntamiento con bancos es de 76 millones, intereses aparte, que con la operación aprobada en pleno se ha quedado en algo menos de 73,5 millones. Y ello sin contar los cerca de 8 millones que aún se le debe a la Seguridad Social y Agencia Tributaria”.

“Teniendo en cuenta estas cifras de deuda tan enormes, es obvio pensar que este Ayuntamiento va a necesitar muchos años para devolverla. En este contexto desde EQUO VERDES pensamos que hay que buscar un equilibrio entre  rigor presupuestario y dar buenos servicios y atender a la ciudadanía en estos tiempos difíciles. Me explico: si analizamos la liquidación del presupuesto de 2019 descubrimos que en ese ejercicio ya se pagó entre deuda e intereses un total de  3,36 millones de euros. Si ahora le sumamos esta nueva amortización de deuda de 2,6 millones, resulta que este Ayuntamiento ha pagado en total cerca de 6 millones en un sólo ejercicio. Cantidad que supone el 16,4 % del presupuesto municipal”. 

El partido verde termina diciendo que “pagar en un ejercicio entre deuda e intereses más del 16% del presupuesto municipal es una brutalidad que en la práctica impide poder dar unos servicios públicos decentes. Evidentemente no defendemos el despilfarro que tanto se dio en este Ayuntamiento en tiempos pasados. Creemos en una política de sobriedad económica y entendemos que hay que ir pagando poco a poco la gran deuda pendiente que tiene este Ayuntamiento. Pero es necesario una reflexión política sobre dónde está el límite de lo que se debe pagar cada año teniendo en cuenta las enormes carencias que tiene este ayuntamiento en los servicios que ofrece a la ciudadanía. No podemos suspender en buena parte de los servicios municipales y sacar matrícula de honor en rigor presupuestario. Es un planteamiento político del que estaría más que orgulloso el mismísimo Exministro Montoro.”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *