LAMENTAMOS LA FALTA DE PARTICIPACIÓN EN LA FUSIÓN DE LAS EMPRESAS PÚBLICAS

El expediente de la fusión no cuenta con fiscalización rigurosa de la intervención.

En sesión extraordinaria del pleno del Ayuntamiento de Puerto Real celebrado este martes se aprobó la memoria y proyecto de fusión de las empresas municipales. Con efectos del presente año, todas las empresas municipales excepto la EPSUVI, presumiblemente por su cuantiosa deuda, serán absorbidas por el Grupo Energético de Puerto Real (GEN). De esta manera APRESA (agua y alcantarillado), APRESA21 (gestión de residuos, limpieza y jardines) y DEPUREAL21 (depuradora y estaciones de bombeo) se integrarán en GEN.

Iván Canca, portavoz del Grupo Municipal de EQUO, explica que “la fusión de las empresas públicas al parecer plantea optimización de recursos, aunque en el expediente no se cuantifican estos supuestos ahorros. En apariencia la fusión debería resultar positiva pero nos surgen dudas por falta de una exhaustiva fiscalización por parte de la intervención municipal. Es lo que ha llevado a nuestro Grupo Municipal a votar en contra. Un asunto del calado de la fusión de las empresas públicas debe tener la mejor fiscalización posible por parte de intervención y del informe se desprende que no la ha tenido”.

Canca apuntó en el pleno que los estatutos de GEN deberían ser modificados en varias cuestiones. “Según los estatutos el Consejo de Administración tiene la competencia de contratar al personal indefinido y el resto es competencia del Gerente. Pero no se establece una cuestión que venimos solicitando desde la pasada legislatura. El establecimiento de mecanismos de contratación con criterios de publicidad y concurrencia competitiva a través de una bolsa de acceso transparente. Además en el artículo 2 de los estatutos se recoge como objeto de su actividad la recaudación de tributos, cuando dicha materia está reservada exclusivamente al personal funcionario. Por otra parte el Gerente pueda formalizar contratos de hasta 150.000€ sin la autorización del Consejo de Administración, lo cual nos parece una cantidad demasiado elevada.”

Por su parte María Merello, coportavoz de EQUO Puerto Real, denuncia la tónica general a lo largo de la legislatura: “ninguneo a la oposición, manteniéndonos todo lo posible fuera de la vida de las empresas, ya sea negando información, incumpliendo los estatutos en las convocatorias o incluso negando la participación de representantes de todos los grupos municipales en los Consejos de Administración. Es lamentable la negativa de los andalucistas a modificar los estatutos para que los Consejos de Administración sean reflejo fiel del pluralismo de la Corporación y no una versión amplificada del rodillo de la mayoría absoluta del PA como ocurre actualmente. El Concejal de Urbanismo y responsable de las empresas públicas, Juan Carlos Martínez, dijo en el Pleno a mis compañeros que el número máximo legal de componentes de los Consejos de Administración es nueve personas. El Sr. Martínez o está mal asesorado o simplemente miente pensando que puede engañarnos. La vigente reforma de la administración local establece el número de consejeros máximos de las empresas públicas en función del número de empleados o el volumen de negocio de cada entidad. Con estos condicionantes todas las empresas municipales podrían tener hasta doce consejeros y APRESA21 por si sola podría tener hasta 15, al igual que la empresa resultante de la fusión. Además la ampliación de los consejos no supone ningún coste, ya que los Consejeros no cobran nada ni por ostentar el cargo ni por las asistencias. Por tanto no es un problema legal ni económico, sino de falta de voluntad política”.

En lo que respecta a la fusión de empresas desde el minuto uno faltó la participación cuando crearon, en pleno de diciembre de 2011, la Comisión de Estudio para la fusión de las empresas públicas sin presencia de la oposición ni de los representantes de los trabajadores. Se facilitó un dossier con información al principio del proceso pero nada más. Se ha mantenido a la oposición al margen de todo el proceso”.

Como último botón de muestra de la falta absoluta de deferencia hacia la oposición sirva el triste episodio sufrido por mi compañero Enrique Vite, cuando recientemente no se le permitió el acceso en calidad de oyente al último Consejo de Administración de GEN. Un lamentable ejercicio de oscurantismo que pone la guinda a la opacidad ejercida por Peinado y Martínez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *