UN MILLÓN DE EUROS PARA LAS ALETAS: UN DESPERDICIO

El 4 de agosto de 2008 el ayuntamiento de Puerto Real firmó el convenio para su incorporación en el consorcio Las Aletas. Esta participación implicaba un pago por parte del consistorio de 1 millón de euros que el actual equipo de gobierno aprobó pagar en distintas anualidades hasta 2017, empezando con un primer pago de 166.000€ para el año 2012.

Iván Canca, nuestro portavoz en el ayuntamiento, argumenta que “sin entrar en el potencial ambiental de la zona, no hace falta ser muy lúcido para darse cuenta de que la solución a los problemas del desempleo en Puerto Real y el marco de la Bahía no pasan por la creación de más suelo industrial. Existen ingentes cantidades de suelo de este tipo por ocupar en nuestro término municipal y su entorno”.

“Los defensores de este proyecto deberían explicar cuáles son esas empresas que llevan años “deseosas” esperando la llegada del polígono. Y por qué no se instalan en muchos de los terrenos industriales ociosos que hay en el entorno. Se cometió la desfachatez de hablar de la generación de 30.000 empleos, pero la verdad es que hasta ahora el polígono sólo ha dado trabajo a poco más que los cuatro políticos que forman parte del Consejo Rector del consorcio. Es lo que suelen hacer los políticos convencionales: vender humo, jugar con la ilusión de la gente y situar bien a sus afines”.

eQuo-Los Verdes de Puerto Real presentó una petición en el pleno del 5 de octubre para que el ayuntamiento inicie los trámites oportunos para renunciar al cumplimiento de este convenio. Nuestro concejal Enrique Vite anima al gobierno andalucista a “ser valientes y renunciar al cumplimiento del convenio heredado de la anterior legislatura. El coste de oportunidad de la inversión para este cuestionable proyecto es enorme, y en la situación en la que se encuentran las arcas municipales supone un lujo que la hacienda local no se debería permitir”.

“La renuncia a este convenio supondría liberar una importante fuente de recursos para la ciudad. Si el Ayuntamiento pudiera disponer de este dinero, podría emplearlo en infinidad de necesidades que pueden ser, en primer lugar, gastos perentorios a los que nuestra administración local tiene francos problemas para hacer frente como mejorar las ayudas sociales, la contratación de parados para el cuidado de los jardines y la limpieza del extrarradio, el pago en tiempo a colectivos sociales y proveedores, una mejor apuesta por el deporte de base, etc..”.

Desde eQuo añadimos que “al margen de estas necesidades urgentes, también podemos hablar de proyectos mucho más interesantes para la dinamización socioeconómica de la ciudad que invertir en polígonos baldíos. Hablamos de iniciativas como la creación de las piscinas saladas en nuestro frente marítimo, lo que sentaría las bases de una reconversión total de todo nuestro frente marítimo para transformarlo en un entorno de primer nivel turístico y de gran disfrute para la ciudadanía local; la puesta en valor de suelo agrícola municipal para generar empleo apostando por un modelo agroecólogico vinculado al comercio local; la municipalización de la gestión del complejo municipal de piscinas; la creación de becas o ayudas al estudio para los distintos niveles educativos en función de la renta y premiando buenos expedientes académicos; la inversión para la puesta en valor de nuestro patrimonio cultural y natural; los incentivos fiscales para emprendedores; o diferentes medidas enfocadas a transformar Puerto Real en ciudad universitaria”.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *