Prohibir el glifosato, un gran acierto de EQUO

El cese del uso del venenoso glifosato en el municipio ha generado muchas hierbas de difícil control. Sin embargo se está demostrando que por motivos de salud ha sido un acierto su prohibición. El estado de California lo ha incluido en julio en su listado de productos cancerígenos y una sentencia en San Francisco va a obligar a Monsanto a pagar casi 290 millones a un jardinero con un cáncer terminal por no advertirle de los dañinos efectos del producto.
 
María Merello, concejala de Medio Ambiente, lo tenía claro y tomó nada mas llegar al Gobierno municipal, la decisión de que los servicios municipales dejaran de usar el venenoso glifosato para el control de hierbas en el municipio. Esta decisión, unida a los graves problemas de personal que tiene el Ayuntamiento y la empresa municipal GEN, ha provocado que proliferen muchas hierbas en la ciudad que antes no aparecían durante meses por el uso de este conflictivo producto.

María Merello, concejala medio ambiente

María Merello ha recibido muchas críticas por esta decisión pero no se arrepiente de haberla tomado: “sabemos que ha sido una decisión polémica pero preferimos anteponer la salud de la ciudadanía a la imagen de la ciudad. Soy consciente de que políticamente esto nos puede salir caro, pero no estamos aquí para perpetuarnos en el poder sino para velar por la salud de las personas. El que quiera jugar con la salud de la gente que lo haga, con nosotras que no cuenten para ello”.
 
Han sido dos los hechos que han supuesto hitos contra el polémico glifosato. El primero es que el pasado 7 de julio el estado de California incluyó en la lista oficial de productos cancerígenos a este herbicida de Monsanto. El segundo es que un jurado de San Francisco ordenó al gigante agroindustrial pagar casi 290 millones de dólares en daños a Dewayne Johnson, jardinero con un cáncer terminal, por no advertir de que el glifosato que contiene su herbicida era cancerígeno.
 
La concejala de Medio Ambiente advierte del poder de estas empresas, “sin el poderoso lobby que ejercen, de seguro el venenosos glifosato estaría ya prohibido, por ello desde las administraciones tenemos que ser valientes y proteger la salud de la ciudadanía. Sabemos que el mantenimiento de los jardines nos queda bastante por hacer, estamos mejorando mucho y vamos a demostrar antes de que acabe la legislatura de que es posible dar un buen servicio a la ciudadanía sin usar este veneno”.
Y concluye diciendo “no utilizaremos veneno para las hierbas”.
 
 
María Merello explica los trabajos alternativos al venenoso glifosato, que se están poniendo en práctica en la ciudad
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.