…PERO MEJOR SI HUBIERA PREMIO

Artículo de María Merello, concejala delegada de medio ambiente en el gobierno de Puerto Real.

Algunas personas piensan que separar nuestros residuos domésticos no sirve de nada, pero no es cierto, es imprescindible la colaboración ciudadana en este menester, ya que lo que se echa en el contenedor gris cuesta dinero al Ayuntamiento que hay que pagar a la empresa que recibe los residuos en la planta de Miramundo, mientras que lo que se deposita en los otros contenedores, aunque sea en el marco de un sistema injusto y poco efectivo, procura algún dinero al Ayuntamiento. Hay que desterrar además la leyenda urbana de que aunque se separe luego juntan todo después. Sin entrar en que eso hubiera podido ocurrir en el pasado u ocurra en otros lugares, en Puerto Real eso ya no sucede.  

Eso sí, sólo este gesto no es suficiente.

Vamos a explicar brevemente cómo funciona el sistema de reciclaje de los contenedores amarillos que gestiona Ecoembes: Embalajes SA

https://www.productordesostenibilidad.es/2017/08/ecoembes-es-una-empresa-privada/

El Ayuntamiento tiene que comprar los contenedores, los vehículos que descargan los contenedores con periodicidad suficiente para que no se colmaten, el coste de la conducción de esos residuos, con sus respectivos trabajadores, que los trasladan a la planta de transferencia, donde Ecoembes los clasifica y deriva para distintos usos, incineración o como se denomina ahora “valorización”, y un porcentaje muy escaso de reciclaje, porqué es muy difícil reciclar los embalajes. Está empresa privada, el único SIG (Sistema integrado de gestión) o SCRAP como se le llama ahora, al que nos podemos adherir los Ayuntamientos Andaluces, y de la mayoría de España, en la que tienen intereses grandes productores de envoltorios de plástico como El Corte Ingles, Día, Mercadona, etc.

Eso sí, Ecoembes te posibilita campañas estupendas de difusión de su inmejorable labor por el Medio Ambiente, con las que aprovecha a promocionar su marca.

Pero lo que no dice Ecoembes, es que también revisa periódicamente los impropios, que son los residuos de envases (no su contenido) que no tienen el punto verde, y se depositan en los contenedores amarillos.

Este año en el Ayuntamiento de Puerto Real nos hemos encontrado que Ecoembes indica que ha encontrado muchos impropios, sobre todo pañales y que dada esa cantidad nos retira 20.000€ de lo que nos debe pagar por el servicio que les hacemos.

Ecoembes paga al ayuntamiento según el tonelaje del servicio de recogida selectiva que lleva a la planta de transferencia, una cuota fija según los habitantes, y otro % variable según el muestreo trimestral de impropios, que te dejan de pagar si supera el 25%, de ahí la tremenda importancia de separar bien en origen. Lo mismo hay que decir para el papel cartón y el vidrio.

O sea, que el Ayto de Puerto Real tiene que dotar de medios técnicos y humanos para la separación de los residuos, pero Ecoembes te revisa y no paga lo que debe, sin avisar de las inspecciones para que el Ayuntamiento pueda cotejar si son ciertos o no los informes de impropios que presenta. Se convierte así en juez y parte.

Como Ayuntamiento estamos secuestrados ante Ecoembes, porque únicamente te puedes salir de este sistema, si demuestras que puedes tratar todo el ciclo de tus residuos que se generan en la ciudad.

La empresa Ecoembes también se beneficia económicamente del punto verde en los envases, por el que pagan los productores  para cumplir con la normativa Europea.

Resumiendo, Ecoembes cobra por la materia prima que necesita para su negocio en vez de pagar por ella, se lucra con el trabajo de la ciudadanía separando los residuos en diferentes contenedores, obliga a los Aytos a gestionar el ciclo de los residuos sin gasto para su empresa, y encima supervisa y no paga si inspecciona desfavorablemete, sabiendo que los municipios no pueden optar por otra solución a los residuos o contratar otra empresa.

¿Qué hay que empezar a hacer de manera urgente?

Muchas personas están alarmadas ya por la proliferación de plásticos en nuestro entorno, ciudades, bosques, playas, ríos, lagos y océanos, contaminando e incluso entrando en nuestra cadena alimenticia a través de microplásticos que comemos y bebemos. 

https://elpais.com/elpais/2018/02/22/opinion/1519313420_934683.html

Por supuesto este SIG tiene unos intereses con las empresas productoras que no benefician el interés común, cuanto más plásticos producen más gana Ecoembes.

La postura de Equo, el partido de la ecología política tan necesaria, es en primer lugar apoyar e intentar la reducción de la producción de plásticos.

El uso de los sistemas de devolución, depósito y retorno como hacen nuestros vecinos del norte de Europa demuestra una recuperación en torno al 85%.

De tal manera que nuestra propuesta consiste en:

.- Reducir la puesta en el mercado de productos envueltos en plástico en primer lugar. 

.- Colaborar con la recogida por contenedores azul, amarillo e iglú para cristal mientras sea el único sistema existente. 

.- Pedir a las administraciones central y autonómica que mejoren y amplíen estos Sistemas Integrales de Gestión e implantar el Sistema de Deposito Devolución y Retorno (SDDR) para complementarlo y mejorar las tasas de recuperación acordes con la normativa Europea, y en mejores condiciones para ello, lo que de paso ayuda a mantener limpios nuestro entorno natural, nuestras zonas verdes y las ciudades en general, al premiar a las personas que devolviendo esa lata o botella vacía, obtienen el precio del envase de manera directa, en vez de que el beneficio se lo lleve Ecoembes o Ecovidrio.

Porque separar correctamente es responsabilidad de todas las personas,

                                                …pero mejor si hubiera premio.

    María Merello explica en este vídeo el sistema actual de reciclaje y las propuestas de EQUO para mejorarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.