La protección, extensión y puesta en uso de las redes de caminos públicos

Por Jaime Rosado, de caminoslibres.es.

En cualquier actividad humana la sociedad avanza en función del nivel de implicación; así, en el caso de los desplazamientos locales, hasta los años 50-60 del siglo pasado se realizaban mayoritariamente con tracción animal, pero con el avance de la red de carreteras locales y el aumento del parque de automóviles, la redes de caminos públicos están infrautilizadas y en muchos casos desaparecidas sobre el medio físico.

Pero no es este el único argumento que daña los caminos, sino que existen otros dos que han contribuido enormemente a esta caótica situación. Me refiero a la compra de fincas, con fines especulativos, por parte de inversores ajenos al mundo rural y que, como primera medida, vallan sus fincas, rompiendo la continuidad de los caminos públicos.

https://www.flickr.com/photos/arguez/2555732771

https://www.flickr.com/photos/arguez/2555732771

Por último, la más grave, la falta de interés de los Ayuntamientos por recuperar un patrimonio que pertenece al conjunto de los vecinos. Ante un cierre ilegal, la actual ley, permite su recuperación de oficio en un plazo breve. Esto no solo no se ha hecho, sino que hay varios casos de ayuntamientos que han pretendido “vender” a una finca, por un periodo, el uso exclusivo de varios caminos a cambio de una contraprestación económica. (Finca la Veguilla. Las Pedroñeras, Cuenca).

Empecé hablando de implicación y esto es lo que falta en nuestros ayuntamientos. No se implican en su recuperación porque en muchos casos lo consideran un patrimonio costoso de mantener y que ya aporta poco. Sin embargo es un craso error,  pues si bien es verdad que su uso inicial se ha reducido, actualmente se han abierto nuevas posibilidades de uso, que sirven además para complementar la economía de las familias.

Me refiero a estas nuevas modalidades deportivas o de ocio (senderismo, travesías, btt, carreras, escalada, rutas paisajistas, recogida de setas, jornadas ganaderas,  equitación,  etc.) que la sociedad urbana reclama cada fin de semana, cansada de una vida sedentaria, sin apenas contacto con la naturaleza. Estas nuevas prácticas conllevan el uso de alojamientos, restaurantes, bares, transportes, demanda de artesanía y productos naturales. En definitiva son nuevas oportunidades de negocio para los vecinos, que pueden complementar con su actividad principal y ver así mejorado su nivel de vida. Un dato, en 2.009,  hubo 2.677 peregrinos en la Vía de la Plata, en 2.012,  subieron a 8.163.

https://www.flickr.com/photos/caliope-olga/9439341086

https://www.flickr.com/photos/caliope-olga/9439341086

Tenemos claros ejemplos de municipios o mancomunidades que han apostado por esta nueva variedad de usos y han obtenido resultados muy positivos. Sierra de Cazorla, Aracena, Sierra Norte, Grazalema, Alpujarras, entre otros, han sabido reconvertir parte de su caminos en senderos señalizados, zonas de paisajes, etc. y han completado un atractivo catalogo que convence al visitante. ¿Quién creía en esto hace treinta años?  Pues los que se implicaron y lo vieron en otras zonas de España,  lo llevaron a la práctica en sus municipios y con éxito.

Por tanto parece evidente que la red de caminos públicos ha quedado obsoleta para unos usos, pero otros nuevos han llegado para darle utilidad y riqueza al municipio.

Como primer paso,  cada ayuntamiento debería efectuar un estudio profundo de su red de caminos, que deben figurar en su “inventario de bienes” y definir los necesarios, de acuerdo con los municipios limítrofes. Los que no fuesen necesarios, podrían desafectarse y venderse y los útiles para los usos deportivos y de ocio, recuperarlos, adecentarlos y darles el uso más conveniente.

Una vez transformados y puestos en valor,  es imprescindible un mantenimiento adecuado y darlo a conocer a los mercados potenciales, en los medios más utilizados, lógicamente, en internet.

Finalmente comento una experiencia que apoya el comentario.  Hace unos meses un señor de Japón,  de 70 años, me escribió a mi web, porque quería venir a España a conocer la trashumancia. Vino y fuimos a Guadalaviar –Teruel-, un pueblo de 250 habitantes, que mueve 3.000 ovejas, que por cierto tenía dos casas rurales (dos puestos de trabajo directo y cuatro indirectos). Se fue encantado y hace unos días me dijo que volvería el año próximo, esta vez para acompañar a los pastores y “vivir”  la trashumancia.

RESUMEN DE LA ORGANIZACIÓN PARA RECUPERAR LA RED DE CAMINOS LOCALES.

  1. Sacar del último INVENTARIO DE BIENES,  la relación de caminos públicos.
  2. Recorrerlos in situ y elaborar un informe de su estado de conservación.
  3. Analizar las posibilidades de cada uno,  para los usos comentados.
  4. Definir la red definitiva de caminos y decidir qué hacer con el sobrante.
  5. Elaborar un proyecto y presupuesto para la puesta en valor.
  6. Solicitar de otros Organismos (U.E.  Feder,  Ministerios,  Junta Andalucía, Diputación,  Entidades Privadas,  etc.) ayudas para la financiación del proyecto.
  7. Divulgación y fomento de las actividades realizables. (colegios, tercera edad, asociaciones, colectivos específicos,  etc.)
  8. Establecer el programa de mantenimiento.
  9. Organizar eventos puntuales que sirvan de promoción (Encuentros,  jornadas,  competiciones).
  10. Evaluar los resultados y tomar las medidas correctoras,  para la consecución de los objetivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *