contra la pobreza energética

La pobreza energética es una de las terribles caras de la pobreza y afecta cada vez a más personas en nuestro país. Actualmente se estima que una de cada 10 familias no puede cubrir sus necesidades energéticas básicas. Frente a esta situación, el Gobierno no hace otra cosa que aprobar una reforma energética que favorece el enriquecimiento de las grandes empresas eléctricas y empobrece a la ciudadanía.

Este invierno, una de cada diez familias no podrá encender la calefacción.

Por eso, desde EQUO Puerto Real nos sumamos a las iniciativas en contra de la pobreza energética que la Plataforma por un nuevo modelo energético (Px1NME) está promoviendo a nivel estatal y el próximo miércoles 23 de octubre estaremos en la Calle de la Plaza a partir de las 19:30h para informar a la ciudadanía sobre alternativas en la política y el modelo energético de nuestro país, y, a partir de las 20:30, en la Plaza de Jesús para pedir un cambio radical en la actual política energética.

Aquí podéis ver y uniros al evento de facebook.

23 de octubre a las 19:30 en la calle de la Plaza y a las 20:30 en la Plaza de Jesús

Además, nuestro grupo municipal presentará una moción en el pleno de noviembre de rechazo al Anteproyecto de Ley de Reforma del Sistema Eléctrico. Esta norma supone una subida injusta del recibo de la luz, con lo que ello supone no sólo para la ciudadanía sino para la actividad de las pequeñas y medianas empresas.

Además el Anteproyecto de Ley establece una moratoria en la construcción de nuevas plantas renovables, una reducción en la retribución de las existentes y un bloqueo del autoconsumo a través de un peaje que no se ha aprobado en ningún país del mundo. Todo esto supone la destrucción de muchos empleos del sector, como ya ocurriera con Gadir Solar en nuestra localidad.

Os animamos a acudir a la cita el próximo 23 de octubre, a que os informéis en la web de la Px1NME y a que os suméis a estas acciones reivindicativas para exigir al Gobierno que la política energética cambie del actual modelo contaminante, dependiente de los combustibles fósiles y al servicio de las grandes eléctricas hacia un modelo energético solidario, basado en energías renovables, en el ahorro energético, en la participación ciudadana y el empleo local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *