Pago a pequeños proveedores, sí; plan de ajuste brutal, no

 

Admitimos la necesidad de pagar a los proveedores, pero no estamos de acuerdo con la filosofía del plan de ajuste y su forma de aplicación en Puerto Real por el gobierno andalucista.

En la mañana del viernes, en pleno extraordinario del Ayuntamiento de Puerto Real, se ha aprobado una nueva fase del plan de ajuste, con una actualización de las medidas incluidas en éste. Además se dio cuenta a la Corporación de la relación de proveedores que se van a pagar con esta nueva fase del plan, cuya suma ascendía a 14,3 millones de euros. El total de todas las fases del Plan asciende ya a 54,2 millones.

Enrique Vite, concejal de EQUO, manifiesta que “desde nuestro grupo entendemos la necesidad de pagar las deudas pendientes con proveedores, pero no podemos estar de acuerdo con la grave contrapartida que para la ciudadanía supone el Plan de Ajuste asociado a estas operaciones de pago. Rechazamos la solución planteada por el Gobierno Central y la forma de aplicarla del Gobierno Local, que demuestra tener una ideología similar a los que nos rigen desde Madrid. La solución de cargar la deuda exclusivamente sobre los hombros de la ciudadanía y en detrimento de los servicios públicos de cada ámbito de administración (local, autonómico y estatal) es un signo claro de esta afinidad ideológica”

“Sin duda” continúa Vite “hubieran sido posibles otras formas de atajar la deuda, con otros órdenes de prelación en el pago, con otras prioridades e, incluso, con renegociación de la deuda con las grandes empresas y, sobre todo, con la banca; con políticas financieras y económicas más solidarias y redistributivas”.

El mecanismo de pago a proveedores que ha establecido para los ayuntamientos el Gobierno Central es una trampa para la ciudadanía y un gran negocio para los bancos, que cobrarán cerca del 6 por ciento de intereses por estas operaciones. Teniendo en cuenta que la deuda de los ayuntamientos ronda el 3,4% de la deuda pública total del país, el ejecutivo debería buscar una solución menos sangrante para las administraciones locales. Se debería optar por modificar la forma de financiación de los ayuntamientos en lugar de establecer  este mecanismo que atenta contra su autonomía.

Iván Canca, también concejal de EQUO, centrándose en lo concerniente a Puerto Real indica que “probablemente es cierto que el Ayuntamiento está prácticamente obligado a aprobar un Plan de Ajuste, pero hay formas y formas de hacerlo. El Equipo de Gobierno de Peinado ha dejado a la oposición al margen de la Comisión de Seguimiento del Plan, lo que resulta lamentable teniendo en cuenta el calado del mismo, que afectará al municipio durante 10 años. Por otra parte, el Plan de Ajuste trae sacrificios para la ciudadanía, en forma de subida de impuestos, y para el personal del Ayuntamiento, además de poner en riesgo los servicios públicos, pero no incluye ningún sacrificio para el aparato andalucista, que se olvida de predicar con el ejemplo.”

Por otra parte, Canca indica que “el gobierno andalucista nos pide que hagamos un acto de fe, ya que las cifras de las medidas de actualización del plan de ajuste carecen de informes que las respalden. No se explica en el expediente de donde salen”.

Canca concluye indicando que “al menos en esta fase del Plan de Ajuste las operaciones de endeudamiento no van a ser para pagar mayoritariamente a grandes empresas, como ya ocurriera en las fases anteriores en las que aproximadamente el 70% se dedicó a multinacionales y entidades financieras. En esta ocasión el 76% se dedica a pequeños proveedores y nuestras propias empresas municipales. A parte se incluyen pagos atrasados a colectivos sociales, que tampoco se incluyó en anteriores fases del Plan, y 2,5 millones de euros para el soterramiento, lo que consideramos una necesidad imperiosa para la ciudad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *