Aire para Navantia

Vivimos días de lucha de nuestra industria naval. Especialmente conmovedora fue la masiva afluencia de personas a la convocatoria que realizó el 14 de marzo el comité de empresa de Navantia a la que Puerto Real y la Bahía respondieron con fuerza. Fue una tarde ilusionante para nuestra ciudad y los trabajadores saben que no están solos, que esto es una lucha de todos.

Desde eQuo-Los Verdes queremos aportar nuestro grano de arena a esta lucha defendiendo una oportunidad de diversificación de la actividad de Navantia que podría suponer la luz al final de este túnel de falta de carga de trabajo. Hacemos un llamamiento a las administraciones para que apuesten con decisión por la energía eólica marina como fuente de empleo para nuestros astilleros. La eólica marina representa un mercado con elevado potencial de crecimiento, con un volumen de inversión en Europa de 150.000 millones de euros.

Actualmente en Europa existen más de 4 gigavatios (GW) de eólica marina instalados, unas 1500 turbinas. El total mundial previsto para 2020 es de 70 a 75 GW. La estimación es que el empleo en eólica marina en Europa se multiplicará por 5 de 2010 a 2030. De los 41.000 que emplea actualmente hasta los 215.000 dentro de menos de dos décadas.

España se caracteriza por ser uno de los líderes mundiales en energía eólica terrestre y algunas empresas españolas cuentan con tecnología punta y experiencia en el sector además de generar más de 30.000 empleos en nuestro país.

Sin embargo la eólica marina sufre una parálisis por la falta de voluntad política de anteriores y actuales gobernantes. Mariano Rajoy, de la mano de las grandes multinacionales de la energía, ha declarado la guerra a las energías alternativas. En el caso de la eólica marina aún no se ha instalado en nuestro país ni un solo molino y la previsión de instalación de aquí al 2020 es de unos rácanos 750 MW, frente a los 25.000 MW de potencial instalable.

Es urgente un giro de 180º en la política energética del gobierno, que debe estar basada en el ahorro y la eficiencia, la gestión inteligente de la demanda, las energías renovables y el autoconsumo. Un modelo más barato, con enormes beneficios medioambientales, de empleo, de independencia energética y de equilibrio de la balanza de pagos. En este modelo tiene perfecto encaje la eólica marina, que podría servir a nuestros astilleros para obtener abundante carga de trabajo.

El mercado eólico marino es una gran oportunidad de diversificación para Navantia, por su enorme potencial de crecimiento y por sus efectos favorables en el desarrollo tecnológico y la creación de empleo.

Las capacidades de Navantia no se centran en los molinos. Un parque eólico es mucho más que las torres de acero y hormigón sobre las que se instalan los aerogeneradores. La parte del negocio más adecuada a un astillero como el de Puerto Real está en el diseño y construcción de los buques especializados necesarios para la instalación y mantenimiento de los molinos, y también las subestaciones eléctricas marinas que recogen y transforman la energía producida por un grupo de molinos. Este es un campo en el que Navantia y las numerosas empresas auxiliares pueden aportar su larga experiencia en diseño y construcción de estructuras marinas de acero. Además de contar con unas instalaciones idóneas por su configuración y situación geográfica.

Desde eQuo-Los Verdes Puerto Real venimos defendiendo desde hace una década este tipo de tecnología, en una época en la que todos los partidos sin excepción se aliaron en contra de estos proyectos. No era de extrañar, eran tiempos de hormigón y estaban tan cegados por el ladrillismo que no eran capaces de vislumbrar ninguna alternativa posible. Ya entonces nos posicionamos a favor de los proyectos eólicos marinos que se plantearon en Trafalgar y en la Costa Noroeste.

Lamentamos mucho los años perdidos y esperamos que no se siga perdiendo un tiempo vital para nuestra comarca. Ya se podrían haber creado muchos puestos de trabajo si se hubiera apostado por esta tecnología cuando desde eQuo-Los Verdes la defendimos por primera vez. Quién sabe si quizá Navantia ya estaría exportando al Mar del Norte.

En cualquier caso creemos que si seguimos implicándonos todos, nadie podrá evitar que más pronto que tarde el “aire” genere la riqueza y el trabajo que nuestras industrias y pueblos necesitan.

Foto: http://www.flickr.com/photos/vattenfall/5020363000/sizes/l/in/photostream/

Comunicados relacionados:

El debate sobre la eólica marina (22/07/2011)

La energía eólica como fuente de empleo (05/11/2010)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *