Las Aletas, del fracaso a la oportunidad

El pasado 28 de enero de 2013 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictó una sentencia en contra de la Junta de Andalucía que deja vacío de contenido y convierte en prácticamente inviable el proyecto de Las Aletas. La sentencia da la razón a los propietarios del terreno donde está prevista la construcción del polígono y reduce el espacio del proyecto de las 527ha previstas inicialmente a unas 120ha.

La sentencia del TSJA anula en la práctica y casi de forma definitiva las posibilidades de que el proyecto siga adelante tal como fue planteado: como un espacio de actividades logísticas, empresariales, tecnológicas, ambientales y de servicios para la bahía de Cádiz, dado que el espacio disponible no permitiría tales usos.

Por tanto, Las Aletas, como mucho, se convertiría en un polígono industrial más y sin ningún sentido en un municipio como Puerto Real en el que el suelo industrial es abundante y está mayoritariamente ocioso o a la espera de tiempos de bonanza especulativa.

La sentencia es, pues, una mala noticia para quienes han apoyado todos estos años un proyecto inútil, ilegal, ruinoso y de contenido básicamente propagandístico. Sin embargo, la sentencia del TSJA es una oportunidad para que las tres administraciones que apoyaron el proyecto reconduzcan la situación e impulsen un proyecto económico, industrial y logístico global para Puerto Real y la Bahía de Cádiz. Las alternativas son muchas y variadas, y también pasan por Puerto Real. Los 190 millones de euros que se suponía iban a invertir administración central y autonómica para este proyecto deben quedarse en la zona con el objetivo de generar empleo.

El de Las Aletas fue presentado a la sociedad gaditana y puertorrealeña como un proyecto de contenido industrial, logístico, ambiental y tecnológico en el centro de la Bahía. Si el Ministerio de Industria, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Puerto Real siguen queriendo impulsar de manera seria un proyecto de este estilo, ahí van algunas propuestas.

Desde el punto de vista de la política industrial y de la generación de empleo, creemos que el problema de Puerto Real y de la bahía no es de falta de suelo industrial. Lamentablemente, son muchas las parcelas disponibles en los polígonos industriales de Puerto Real; el ejemplo más claro es el espacio dejado por Delphi en el polígono industrial del Río San Pedro. Creemos que si la Junta, el Ministerio y el Ayuntamiento quieren impulsar una verdadera política industrial para la bahía y para Cádiz sería mucho más inteligente, por ejemplo, la compra de los terrenos de la antigua factoría de Delphi, su adecuación y su puesta en el mercado.

En cuanto a las actividades logísticas, Puerto Real cuenta en el bajo de La Cabezuela con el mejor enclave portuario y logístico de la bahía con cientos de metros ociosos de muelles y cientos de miles de metros de suelo en La Cabezuela pero también en las zonas adyacentes como el polígono de El Trocadero o los citados terrenos de Delphi. Lamentablemente, hasta la fecha, la actividad en La Cabezuela consiste en la descarga de graneles sucios con las consiguientes molestias para los vecinos del Río San Pedro y el impacto ambiental que conllevan. Incluso las inversiones previstas en La Cabezuela pretenden reforzar el papel de cenicienta del enclave portuario, potenciando los graneles sucios, una actividad sin prácticamente ningún impacto desde el punto de vista del empleo.

Una apuesta por la diversificación de los tráficos como la que eQuo-Los Verdes presentamos en el pleno del ayuntamiento de Puerto Real generaría nuevas oportunidades económicas y podría servir de atracción para la implantación de empresas en todas las zonas ociosas en los diferentes polígonos de Puerto Real. Si el Ministerio, la Junta y el Ayuntamiento quieren poner en marcha un proyecto logístico para Puerto Real y la bahía, deberían focalizar sus esfuerzos en la conversión del bajo de la Cabezuela en un puerto de mercancías y tráficos, auténticos generadores de empleo, y vincularlo a la actividad industrial de Puerto Real y la Bahía, reforzando el transporte de mercancías por ferrocarril y la multimodalidad.

Desde el punto de vista tecnológico, nada impide al ministerio, la Junta y el Ayuntamiento, colaborar con la Universidad de Cádiz para convertir la zona comprendida entre el bajo de La Cabezuela, el Río San Pedro y el polígono de El Trocadero en un auténtico polo tecnológico e industrial para la bahía de Cádiz.

Finalmente, desde el punto de vista ambiental, el proyecto de Las Aletas planteaba la puesta en marcha de actividades salineras y de estero en el espacio del polígono. El Parque Natural de la bahía de Cádiz ofrece las mismas posibilidades que el proyecto de Las Aletas de manera menos costosa y forzada. Desde eQuo-Los Verdes creemos que es necesario recuperar la actividad tradicional en el Parque Natural; por eso, reclamamos la puesta en marcha de un plan de recuperación de la actividad en los esteros y de las salinas del municipio, pero además apostamos por aprovechar las posibilidades que el parque ofrece y que están aún por desarrollar en otros ámbitos como el del sector servicios. El objetivo final debe ser la recuperación de todos los humedales de la Bahía, incluido Las Aletas en su integridad, pero ante la escasez de recursos y para su optimización habría que incidir en espacios en mejores condiciones de recuperación.

La recuperación de la actividad en los esteros y las salinas, y la promoción de los usos terciarios del Parque Natural no sólo crearía empleo, sino que además permitiría sacar partido de las posibilidades de aprovechamiento económico que el parque ofrece.

En tiempos de crisis como los que vivimos no conviene lamentarse por la no realización de un proyecto de la magnitud, el impacto negativo y la inutilidad de Las Aletas, sino aprovechar las oportunidades potenciales que el territorio ofrece y ponerlas en valor para poner en marcha políticas industriales, logísticas y tecnológicas reales y creadoras de riqueza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *