Pleno Extraordinario 20-12-2012. Piscinas.

En el Pleno Extraordinario del 20 de diciembre, entre otros asuntos, se aprobó la gestión indirecta del Complejo Municipal de Piscinas como modelo de gestión y el consiguiente expediente de contratación para la adjudicación del contrato de gestión del servicio, con el pliego de condiciones incluido.

Desde eQuo siempre nos hemos posicionado en contra de este modelo de gestión, por eso votamos contrariamente al mismo. En la pasada legislatura y desde los inicios de ésta hemos venido proponiendo la creación de una empresa pública que se encargue de los servicios deportivos. Sin embargo el equipo de gobierno nunca ha querido trabajar por la gestión pública del servicio.

Los andalucistas alegan que no hay dinero para apostar por la gestión pública, pero desde eQuo no podemos comprender como en lo que va de legislatura el Ayuntamiento se ha endeudado en 40 millones de euros para pagar en su mayor parte a bancos y grandes empresas, y ahora es imposible endeudarse una cantidad mínima comparada con estas cifras para rescatar un servicio que puede ser rentable para el municipio.

Además, en este caso concreto, la empresa ha traído problemas enormes en la gestión, ha habido cientos de reclamaciones de los usuarios y el trato a los trabajadores ha dejado mucho que desear. Ante un escenario así, el margen de maniobra que tiene el Concejal de turno cuando se dan estas situaciones con una gestión indirecta es muy limitado. Nada que ver con una gestión pública directa.


En definitiva estamos ante un escenario de falta de valentía por parte del gobierno andalucista. Se ha aceptado sin más el modelo gestión privada heredado como el válido. De los distintos servicios deportivos que hay en el municipio, se mantiene la gestión pública en la mayor parte de los deficitarios y se privatiza el más rentable. Es una práctica de manual de neoliberalismo, privatizando beneficios y socializando pérdidas. Situación muy criticable sobre todo ahora, que estamos en un momento histórico en el que debemos hacer una defensa férrea de la gestión pública, por estar siendo atacada a todos los niveles.

Sobre el pliego de condiciones, que se trató en el punto siguiente, dentro de lo negativo de la gestión indirecta, parece que las condiciones que regirán la gestión de la nueva empresa que llegue no son malas para el Ayuntamiento. La empresa tendrá que pagar un canon anual de 25.000€, que puede parecer poco pero que es bastante si tenemos en cuenta que la actual empresa pagó al Ayuntamiento de la liquidación del pasado ejercicio menos de 400€. La concesión será por 15 años prorrogables a 10 más. Lo que si nos genera dudas es que el Ayuntamiento va a cobrar en los tres primeros meses de la concesión el 100% del canon, un total de 375.000€. Lo que hipoteca la capacidad de maniobra de gobiernos futuros, que no contarán con ingresos por la piscina en los próximos 15 años, que de seguro gastará el Ayuntamiento en lo que queda de legislatura.

Por último, pedimos una mayor fiscalización a la empresa que llegue por parte del Ayuntamiento, ya que hasta ahora poco se ha hecho. Ante los centenares de reclamaciones que han presentado los usuarios del servicio el Ayuntamiento no hizo nada.
Foto: http://www.flickr.com/photos/cobalt/4713690099/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *