Pleno Extraordinario 07-11-2012. Ordenanzas Fiscales

En contra de la subida indiscriminada de impuestos.

El día 7 de noviembre se celebró el pleno extraordinario en el que se aprobaron las ordenanzas fiscales para el ejercicio 2013. En total se aprobó la modificación de 16 ordenanzas fiscales, la creación de 3 nuevas y la derogación de la relativa a la gestión de residuos sólidos urbanos (RSU) para su diferenciación en dos nuevas ordenanzas.

Antes de posicionar nuestro voto para cada uno de los puntos del orden del día, nuestro concejal y portavoz, Iván Canca, denunció de nuevo lo que “viene siendo una práctica habitual por parte del equipo de gobierno de Maribel Peinado desde el inicio de la legislatura. El ninguneo absoluto a la oposición y las trabas para poder fiscalizar en unas condiciones mínimas asuntos tan importantes como estos. Sin apenas tiempo para poder analizar la documentación”.

Una vez centrado el debate en las modificaciones de las ordenanzas fiscales, manifestamos nuestro posicionamiento en contra de buena parte de los puntos, pues contemplaban, tras la congelación del presente año, un aumento de los impuestos para 2013 equivalente a la subida del IPC, un 3,4%. Esta subida se aplicará al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI); al Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM); construcciones, instalaciones y obras; expedición de documentos administrativos; licencias de apertura; abastecimiento de agua; depuración y alcantarillado; licencias urbanísticas; actuaciones urbanísticas; puestos, quioscos, chiringuitos, atracciones, etc.; y ocupación de terrenos públicos. A todos se aplicará la subida del 3,4% excepto las tasas de la grúa y la gestión del los residuos sólidos urbanos, que se disparan por encima de esta cifra, según el equipo de gobierno para ajustar la tasa al coste del servicio.

Ante esta subida generalizada de impuestos desde eQuo argumentamos que no aceptamos la revisión al alza de los impuestos. Esto no es más que una imposición del plan de ajuste que viene del gobierno central y al que ya nos opusimos en su momento.  Es evidente que los sueldos no suben ni mucho menos con el IPC y, en estas circunstancias, la ciudadanía no puede ni siquiera pagar las tasas tal como están ahora mismo. Lo justo sería congelarlas durante un tiempo prudencial o, como mucho, aplicar la subida salarial, que según la negociación de patronal y sindicatos se prevé del 0,6% en 2013.

El caso de la subida del IBI es especialmente sangrante. Ya que este año ha pasado a ser efectiva la revisión catastral realizada en 2008, en época de burbuja inmobiliaria. Esta revisión valoró los bienes inmuebles a precio de burbuja, con la consiguiente elevación brutal en muchos casos del valor catastral. Hubo un periodo de tres años (2009, 2010 y 2011) de bonificación, en el que no se aplicaron estos valores. En 2012 por ley ya no podía aplicarse esta bonificación y muchos ciudadanos han visto como se ha disparado el precio del recibo del presente ejercicio. Razón de más para congelar la tasa para el próximo año. En todo caso instamos al ayuntamiento a solicitar a la dirección general del catastro una pronta revisión del valor catastral de las viviendas, para ajustar su precio a los valores de mercado actuales.

En cuanto a la gestión de los residuos sólidos urbanos, se derogó la antigua ordenanza para separar la recogida y transporte de los RSU de la fase de valoración y recuperación. En el pleno de noviembre sólo se aprobó la creación de una ordenanza sobre recogida y transporte que supone una subida brutal del impuesto. Por ejemplo, la subida a particulares es de un 14,24% y la aplicada a pequeños comercios como pescaderías, ultramarinos, bares y pubs es de un 53,60%. Posteriormente, en el pleno de diciembre el PA aprobó la segunda ordenanza, con un nuevo episodio de falta absoluta de deferencia a la oposición, trayendo la nueva e importante ordenanza de valoración y recuperación de residuos por urgencia y sin tiempo para analizar la documentación.

Con esta enorme subida del impuesto el equipo de gobierno opta por al camino fácil. Tras analizar el coste del servicio no se intentan establecer mecanismos para buscar una mayor eficiencia en la gestión, sino que simplemente se pasa la factura a la ciudadanía.

Sí apoyamos la creación de dos nuevas ordenanzas fiscales y la subida de las tasas de la grúa. Las dos nuevas ordenanzas fueron por un lado la tasa por uso del espacio público de empresas de telefonía móvil y por otro la tasa por acompañamiento de la Policía Local. Esta última porque queda claro que estará exenta para eventos sin ánimo de lucro. En cuando al apoyo de la subida de la tasa de la grúa se justifica porque los anteriores valores impositivos en este caso si están claramente lejos de cubrir los costes del servicio, y resulta injusto que el conjunto de la ciudadanía tenga que hacerse cargo de la diferencia entre el coste del servicio y lo abonado por el infractor.

Foto: http://www.flickr.com/photos/59937401@N07/5857496167/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *