Puerto Real no debe conformarse con las migajas sucias de La Cabezuela

eQuo-Los Verdes Puerto Real ha puesto en marcha una campaña acompañada de una moción que presentamos en el pleno de diciembre en contra de los graneles sucios del bajo de La Cabezuela y por la generación de empleo. La campaña se centra en denunciar lo que las autoridades, principalmente socialistas, llevan desde hace tiempo fraguando: convertir el bajo de La Cabezuela en un gran puerto internacional de graneles sucios.

Convirtiendo La Cabezuela en un puerto para graneles sucios se destierra la posibilidad de potenciarlo como zona logística de transporte de contenedores, actividad que evitaría la contaminación que suponen los graneles y que libraría a muchos vecinos del molesto tránsito de camiones hacía el puerto de la capital gaditana.

En palabras de Enrique Vite, uno de nuestros concejales, “Puerto Real, con el mejor enclave portuario y logístico de la bahía, cientos de metros ociosos de muelles y cientos de miles de metros de suelo, no debe resignarse a estos tráficos por componendas localistas trasnochadas y absurdas. Tampoco queremos los graneles sucios en ningún lugar de la bahía, ya que no es lo más adecuado en una mancomunidad como la nuestra, en la que las zonas portuarias son muy cercanas a las residenciales”.

“Desde eQuo vemos una bahía como un todo, sin “cenicientas”, bien ordenada, con todos sus intereses económicos y sociales bien conjugados y alejados de despilfarros propios de megalomanías caducas como las de las infraestructuras de puentes y muelles nuevos innecesarios para una sociedad que envilece y desmantela, como contrapunto, todo su tejido industrial”.

Recientemente el presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Cádiz, Rafael Barra, recibió a varios representantes del Partido Socialista. En la crónica de esta visita se habla de grandes inversiones para el puerto, siempre encaminadas al transporte de graneles. Pero de lo que no hablan es de la generación de empleo, pues saben que este tipo de actividad genera bien poco.

Desde eQuo advertimos que no nos vamos a contentar con las migajas sucias de la supuesta ordenación portuaria partidista de la bahía y que hemos iniciado una campaña para pedir que el bajo de La Cabezuela sea, dadas sus características y situación, el muelle logístico principal para todo tipo de tráficos limpios de la bahía de Cádiz, generador de riqueza y empleo tan necesitado en la zona, y no un rincón ponzoñoso en el epicentro de la bahía para el sufrimiento de toda su ciudadanía.

Así, formulamos una propuesta que llevamos al pleno y que fue comprendida y acogida por el resto de grupos de la oposición (PSOE, IU y CPER). Ni el PP ni el PA, como era de esperar, apoyaron la propuesta.

El PA volvió a dar muestras de lo que es ya una constante negativa para esta ciudad: la absoluta carencia de avales ideológicos y programáticos en su acción de gobierno. Aún así, y pese a haber votado en contra de nuestra propuesta de medidas correctoras de las descargas sucias y la apuesta por otros tráficos futuros limpios en el Bajo de la Cabezuela, en  los días siguientes la alcaldesa optó por la autopromoción y se fotografió en el puerto con el presidente de la autoridad portuaria. En el texto que acompañaba a la fotografía, Maribel Peinado reclamaba no se sabe qué medidas correctoras para los graneles.

Lo peor de la actitud del PA y de no respaldar la propuesta de futuro planteada por eQuo es que condena de manera grave e indefinida a los ciudadanos de El Río al trasiego de graneles sucios por su entorno inmediato.

Por eso, en el marco de la campaña que hemos iniciado, nos vamos a dirigir no sólo a las autoridades portuarias correspondientes, sino también a los responsables políticos de sus órganos colegiados.

Pero, sobre todo, confiamos de cara al futuro en la necesaria comprensión de la ciudadanía y su implicación en la misma, dada la importancia de intereses en juego y los efectos potenciales inducidos en lo económico y laboral que puede representar una apuesta correcta en esta cuestión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *