Chapuza (otra más) en la calle Soledad.

Los Verdes hemos pedido, por medio de instancia, la intervención de los técnicos municipales competentes para que verifiquen y certifiquen que la obra de acceso a la plaza de abastos cumple con la normativa vigente, antes de que se autorice el pago de esta obra adjudicada de forma directa.
En cuanto a este forma de asignar las obras a dedo, ya anteriormente nuestro concejal, Antonio Hernández Leyton, solicitó en el Pleno información sobre los criterios técnicos que se seguían para este tipo de adjudicaciones y finalizará la legislatura sin que hayamos obtenido respuesta alguna.
Pero volviendo al resultado de la obra que nos ocupa, que ha consistido básicamente en adecuar las rampas de acceso al mercado y la instalación de un badén en la calle Soledad, este dista mucho de ofrecer la calidad o condiciones de seguridad mínimas exigibles. Entre otras cosas, dudamos seriamente de que las rampas que han colocado a las puertas de la plaza cumplan con la normativa que rige actualmente las obras de accesibilidad e incluso cualquiera puede observar que el paso de cebra está descolocado con respecto a las puertas de la misma.
También el excesivo tiempo empleado en su ejecución está suponiendo un importante perjuicio para los comercios de la zona y sus usuarios. En definitiva podemos resumir que la obra es el fiel reflejo de un equipo de gobierno que se despide de sus responsabilidades con otro botón de muestra más de lo que ha sido todo su mandato: chapuza tras chapuza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *