Nuestro petróleo es el sol y el viento


Ayer, en una de nuestras salidas a la calle, sacamos una cocina solar, para demostrar de primera mano a la ciudadanía el poder del sol, sin duda el petróleo de España. Cocinamos palomitas que fuimos repartiendo entre los curiosos que se acercaban para interesarse por el funcionamiento del aparato. Esta cocina se basa en la reflexión de los rayos solares hacia un punto central, el mismo fundamento que usan algunas de las plantas solares que existen en nuestro país, como la de Sanlúcar la Mayor en Sevilla.

La energía solar es pieza clave en un modelo energético de futuro, generador de empleo y de independencia energética, pero desgraciadamente el gobierno no está actuando en favor de la misma con sus últimas actuaciones, como el recorte de primas a la fotovoltaica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *