Dehesa de las Yeguas: un paraíso botánico convertido en estercolero

Los Verdes de Puerto Real advierte del peligro para la salud pública de la acumulación de basuras en la Dehesa de las Yeguas y denuncia la dejadez de las distintas administraciones que están convirtiendo el acceso a este pinar público en un estercolero.


Según el partido político ecologista, la incompetencia y despreocupación de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta y de los responsables políticos del mismo área del Ayuntamiento de Puerto Real están originando un grave problema medioambiental y de salud publica que puede acarrear graves consecuencias para los habitantes de los alrededores y visitantes del parque, así como para el propio pinar.


Desde septiembre de 2009 (ver hemerotecas)Los Verdes vienen denunciando esta situación y, al igual que en ocasiones anteriores, las distintas administraciones implicadas no hacen mas que pasarse la responsabilidad de una a otra y mientras, nunca mejor dicho, el parque por barrer. Pues si bien parece clara la competencia de la Junta en este caso, no es menos cierto que el Ayuntamiento, conocedor de los hechos, debe exigir las actuaciones y responsabilidades pertinentes a la Delegación de Medio Ambiente, y a falta de respuesta de esta debería asumir inmediatamente la limpieza de la zona y no quedarse cruzado de brazos.


Y es que según Los Verdes, a pesar de la despreocupación de Junta y Ayuntamiento, la situación es preocupante porque, tal como se quejan los vecinos, la enorme cantidad de basura acumulada y el tiempo que esta permanece sin ser retirada puede ocasionar graves problemas de salud y el riesgo de incendio también se ve multiplicado, y ya sucedió a principios de este verano, con el consiguiente peligro para los usuarios del parque, para vecinos de la zona y para la supervivencia del propio pinar.


Desde el punto de vista medioambiental es una temeridad y presupone un desconocimiento total y una falta de preocupación por nuestro entorno natural poner en peligro este espacio único, donde florecen plantas en peligro de extinción como el enebro de miera o la almoradux, y en el que podemos disfrutar de la prácticamente única planta carnívora de Andalucía occidental como es la atrapamoscas o donde podemos regalar la vista con algunos ejemplares de la única orquídea peninsular que florece en otoño, la Spiranthes spiralis, o con otras flores tan vistosas como los lirios o los gladiolos silvestres.


Y aunque la conservación de este hábitat único en la Bahía de Cádiz debería ser razón suficiente, por encima de todo, es la salud de los cientos de vecinos,que en esta época privilegiada visitan el pinar la que se esta poniendo en peligro y la que debería mover a los irresponsables de los departamentos de Medio Ambiente del Ayuntamiento y Junta a establecer un protocolo, con una delimitación clara de responsabilidades, que pusiera fin a este endémico problema que ellos mismos han creado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *