Nota de prensa de Los Verdes

Los Verdes señala al concejal de Medio Ambiente, Pedro Romero, como máximo culpable del exterminio del importante y numeroso parque de palmeras de Puerto Real, además de acusarle de mentiroso y de incompetente.

Los Verdes, como la mayor parte de la población a tenor de la infinidad de testimonios que están llegando a la sede de este Grupo Municipal, está contemplando con pena y estupor la continua perdida de palmeras, a lo largo y ancho de toda la localidad, a causa de la plaga del “picudo rojo”.

Muchas de estos árboles, algunos centenarios, ya se habían convertido en señas de identidad de Puerto Real y formaban parte de su patrimonio histórico, como las del Porvenir, las de la Plaza de la Iglesia o las de la casa del historiador Antonio Muro en la calle Sagasta, por poner solo algunos ejemplos.

Según Los Verdes la responsabilidad municipal de este nuevo arboricidio en Puerto Real es evidente.
En este sentido, las medidas preventivas que el mismo concejal de Medio Ambiente anunció el año pasado (ver hemeroteca de 21 de septiembre de 2009), en coordinación con las empresas concesionarias de jardinería (Gesser, Thaler y APRESA 21) para frenar la plaga del picudo rojo han resultado a todas luces insuficientes, e ineficaces.

Miembros de Los verdes han podido comprobar en distintas ocasiones como en la mayoría de los casos el tratamiento parra erradicar la plaga ha sido superficial, justificado con una simple fumigación, cuando las larvas que provocan el daño de la palmera se encuentran en el interior del tronco, a salvo de esta acción.

Tras las respuestas obtenidas en la Comisión Informativa de Urbanismo y Medio Ambiente del pasado día uno de octubre por parte del concejal Pedro Romero, a raíz de una batería de preguntas formuladas por Los Verdes, estos también acusan al concejal de mentir. Pues si bien este declara que el tratamiento se aplica a todas las palmeras, el Partido Verde ha podido comprobar como, en zonas con varias palmeras, los trabajadores llevaban instrucciones de sólo aplicar el tratamiento a los ejemplares afectados. Lo que demuestra la irresponsabilidad de los responsables, con el concejal a la cabeza. Esta lamentable actuación ha costado, por tan solo un ejemplo, la perdida de una de las palmeras centenarias de la Plaza de la Iglesia, en principio sana, mientras que la que estaba afectada parece que se está recuperando.

Denuncia Los Verdes que es un ejemplo mas del valor que para el concejal de Medio Ambiente, y para el Ayuntamiento en general, tiene el patrimonio medioambiental de la localidad. Parecía que no podía ir a peor, tras 26 años de barrosismo, con la degeneración, por obra de sus políticas, de espacios tan singulares por su arbolado como la Plaza Jesús, el paseo de Las Canteras o el Porvenir. Pero la llegada de Pedro Romero a la concejalía de Medio Ambiente ha venido a confirmar la teoría de Murphy, cuando algo es susceptible de ir a peor empeorará. Así lo avalan la destrucción de los olmos de la Avda de la Constitución, la destrucción indiscriminada de pinos en el Rió San Pedro o la tala caprichosa de árboles centenarios como los pinos que flanqueaban la sede de Apresa 21 y el Aula Sostenible en Las Canteras.

Exige Los Verdes al Ayuntamiento y a este concejal el máximo esfuerzo por salvar los ejemplares aún no condenados, que se dejen de medias tintas y pongan toda la carne en el asador, pues si bien no dudan de que las medidas sean las correctas, si están convencidos del mínimo empeño y esfuerzo de los políticos por aplicar estas medidas con toda su intensidad y posibilidades, condenando con ello a la mayoría de los ejemplares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *