Localizada en Puerto Real la empresa mas generosa del planeta.

Vaya por delante nuestro deseo de que no quede ni un sólo parado en Puerto Real, ni en toda la provincia de Cádiz.

Y precisamente por tratarse de algo tan importante para un parado como lo es un puesto de trabajo, y por tratarse de ni mas ni menos de 350 parados de la Bahía y muchos de ellos de Puerto Real, tenemos que hacer publicas nuestras dudas sobre la siguiente operación.
No me dirán ustedes que no es para extrañarse, la reciente contratación por Alestis de 350 parados, de los 1.158 de Delphi que aún quedaban por recolocar.

Veamos, la empresa practicamente no ha comenzado las obras de su factoría, pero ya contrata a 350 trabajadores y soportará el coste, sin que se haya iniciado la producción. No extraña tanta generosidad?
Los contratados tienen que realizar una formación que durará 6 meses, pero la empresa los da de alta incluso durante este periodo de formación. No extraña tanta generosidad? Máxime cuando otras empresas no contratan a nadie que no tenga en su poder un simple curso de prevención de riesgos laborales, para que la empresa no tenga que perder tiempo ni dinero en formación.
Además, en todo momento ha sido la Junta, con bastante ansiedad por apuntarse el éxito, la que ha salido a los medios, como si fuese ella la que estuviera contratando y no la empresa.

Y fuera parte de la ¿generosidad? de esta empresa, que me dicen ustedes de la formación que la Junta le ha dado a estos trabajadores durante 2 años. Dista mucho, como mínimo, de ser efectiva, cuando ahora tienen que pasar otro periodo de formación de 6 meses en la propia empresa, y cuando desde el cierre de Delphi se estaba apostando claramente por el sector aeronáutico.

Y lo del Consejero de Innovación pidiendo un aplauso para él mismo y agradecimiento para la Junta por el esfuerzo realizado roza ya el esperpento.
Mientras que aquí lo que prime sea la imagen de la Junta y sus Consejeros, no nos queda mas remedio que dudar de la calidad y del futuro de los puestos creados.
Ojalá estemos equivocados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *