Comienza el desproposito de Las Aletas

A bombo y platillo, por supuesto con mas políticos que operarios, se colocó la “primera piedra” en Las Aletas.

Hay que atraer empresas y por supuesto que hay que trabajar para crear empleo. Pero estas actuaciones no garantizan mas que el empleo de algunos políticos, que llevan ya 5 años comiendo de Las Aletas. Siendo todavía un embrión, el parque tiene ya hasta ex-consejeros, sin que se haya generado un sólo puesto de trabajo, de los 30.000 que dicen que se generarán.

¿ Os acordais de la ZUR? ¿Cuantos puestos se iban a crear? ¿Donde están?

La no existencia de suelo para que se instalen nuevas empresas en la zona , y el reclamo de parque tecnológico, son los argumentos más utilizados por sus impulsores.

En cuanto al primer argumento, es absolutamente falso que la provincia y más en concreto, Puerto Real, no dispongan de suelo industrial. En todos los polígonos industriales de nuestra población quedan miles de metros sin ocupar, que llevan años esperando que cualquiera de esas innumerables empresas que están deseando instalarse en Las Aletas ya se hubieran instalado allí.

El reclamo de parque tecnológico es otro brindis al sol, ¿que tiene de tecnológico un polígono del que su mayor parte, un 30% del suelo, se va a dedicar a almacenar contenedores? Eso a nuestro parecer tiene mas que ver con la logística que con la tecnología.

Y por otro lado, no hay mas que ver las imágenes futuristas que se han publicado, y es que nos lo quieren vender como una actuación respetuosa con el medio ambiente y como un parque empresarial en el que predominarán los espacios verdes, los carriles bicis, bla, bla, bla, bla……

Si tanto interés tienen en el medio ambiente, lo que deberían haber hecho es haber completado con esta zona de marismas el Parque Natural de la Bahía de Cádiz, y explotar el suelo libre en los polígonos existentes, lo que pasa es que eso del respeto de la naturaleza está de moda y vende mucho, pero algunos no saben ni de donde sale el aire que respiran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *